El sistema de seguridad Wardiam Perimeter ya puede utilizarse en aeropuertos, refinerías o centrales nucleares

La compañía sevillana Ontech obtiene la certificación UNE-EN-50131, el grado más alto de seguridad, para su revolucionario dispositivo Wardiam Perimeter, que se podrá utilizar a partir de ahora en instalaciones críticas.

El revolucionario sistema de seguridad perimetral de la compañía española Ontech basado en la tecnología de Campos Magnéticos Controlados (CMC),  Wardiam Perimeter, ha conseguido este mes de junio un importante respaldo gracias a la obtención del certificado UNE-EN-50131, con el reconocimiento más alto de seguridad, el Grado 4.

Este distintivo posibilitará el uso de Wardiam Perimeter en infraestructuras críticas, es decir, en aquellas instalaciones o redes cuya interrupción tendría un importante impacto en la salud, la seguridad, el bienestar económico de los ciudadanos o el funcionamiento de las Administraciones Públicas.

“Ontech ha llevado a cabo un arduo trabajo en los últimos meses para obtener la certificación que permite utilizar esta tecnología en infraestructuras críticas como aeropuertos, centrales eléctricas y nucleares, plantas de tratamiento de aguas residuales o refinerías de petróleo. Este avance, además, nos abre las puertas del mercado europeo, lo que supone una oportunidad única para establecer Wardiam Perimeter como el futuro de los sistemas de seguridad”, explica Juan Aponte, CEO de Ontech.

Y es que la obtención de este certificado permite tanto el uso de este innovador producto en exteriores con total confianza y seguridad como su comercialización en toda la Unión Europea. Todo ello, después de que Wardiam Perimeter ya se haya abierto paso en el mercado estadounidense, así como en LATAM, Japón y Australia.

El control de los campos magnéticos, la revolución de los sistemas de alarmas

La tecnología CMC, que controla y mide los campos magnéticos y electrostáticos, permite desarrollar sensores muy avanzados que detectan pequeñas variaciones en las líneas de dichos campos cuando un cuerpo invade un acceso considerado como protegido, ya sea el perímetro de una fábrica o un área restrictiva de trabajo.

Gracias a estos sensores, Wardiam Perimeter ha revolucionado el mercado de las alarmas para grandes superficies, ya que, además de distinguir y discriminar entre personas, animales y objetos, genera dos niveles de alarma: una preventiva, que permite controlar la distancia de detección del intruso hasta 20 metros, y otra de intrusión.

Otra de las ventajas de este sistema de seguridad perimetral es que los sensores pueden incrustarse en la pared haciéndose casi invisibles, lo que supone una mejora en la eficiencia energética de entre el 60% y el 80% frente a otros sistemas de alarmas, los cuales, mantienen operativos sus sensores y cámaras en todo momento, haya una intrusión o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba