Los hackers han conseguido convertir cajeros en tragaperras dando premios

El Servicio Secreto de los Estados Unidos está advirtiendo a las instituciones financieras que los cajeros automáticos están siendo atacados por hackers, que están utilizando herramientas para vaciar las máquinas de efectivo.

Conocida como ‘jackpot’, la tendencia es bastante común en Europa y en otras partes del mundo. Es solo ahora que las autoridades lo están viendo surgir en los Estados Unidos, desde la costa del Golfo hasta Nueva Inglaterra.

Reuters informa que ha habido aproximadamente media docena de intentos exitosos para vaciar los cajeros automáticos. «Un grupo coordinado de hackers probablemente vinculados a sindicatos criminales internacionales ha robado más de un millón de dólares secuestrando cajeros automáticos en todo Estados Unidos y obligándolos a escupir billetes como máquinas tragamonedas que reparten un premio «, dijo el lunes un alto funcionario del Servicio Secreto de Estados Unidos. »

Haciendo referencia a un informe reciente de  Krebs on Security , The Verge escribe: «Los ladrones se han hecho pasar por técnicos de ATM y, usando un endoscopio médico, localizan un área dentro de la máquina donde pueden conectar sus propias computadoras«. A partir de ahí, los ciber ladrones reemplazan el disco duro original del cajero automático con un disco cargado de malware que refleja el propio software del cajero automático. Para los clientes, el cajero automático parece estar fuera de servicio. Mientras tanto, los hackers lo fuerzan remotamente a entregar dinero en efectivo, con los trabajadores contratados que cobran el «premio gordo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba