Modelos Zero Trust en la cadena de suministro: así puedes evitar el crimeware

Las aplicaciones web y el uso indebido de privilegios representan el 64% de las infracciones en las cadenas de suministro 

Las cadenas de suministro son un eslabón débil en materia de ciberseguridad. A pesar de que los fabricantes y sus equipos de TI están mejorando este aspecto, estas cadenas no siempre son capaces de controlar las medidas de seguridad que toman sus partners, y aún son muy comunes aspectos que no son todo lo seguros que debieran, como la protección de los privilegios de acceso de administrador únicamente por contraseña. Esto hace que muchos vectores vulnerables queden desprotegidos y que los ciberatacantes exploten a los pequeños proveedores para atacar a las compañías de manufacturación más grandes.

Según Verizon Data Breach Investigation de 2020, la mayoría de los ataques que tienen como objetivo la supply chain (cadenas de suministro) están motivados por razones económicas (73%), aunque el ciberespionaje también empieza a crecer (27%), algo que ya hemos podido ver en ciberataques contra los proveedores hospitalarios durante la pandemia del COVID-19, como fue el caso del ciberataque a Interserve, compañía británica de outsourcing que vio cómo robaban información de su base de datos de Recursos Humanos. El crimeware, las aplicaciones web y el uso indebido de privilegios representan el 64% de las infracciones.

Las cadenas de suministro son una parte integral en las operaciones de las empresas, y hoy en día no solo utilizan sus propias herramientas tecnológicas para funcionar, sino que también se apoyan en tecnologías de terceros, creando una red interconectada que dificulta cada vez más la gestión de vulnerabilidades y amenazas en cada una de las etapas.

Un ataque a una cadena de suministro puede suponer graves consecuencias para las organizaciones. Si la amenaza se hace efectiva, puede conseguir alterar determinadas operaciones vitales para su correcto funcionamiento, que se pierda información sensible y confidencial externa (de los usuarios) e interna (clientes, empleados), y provocar daños reputacionales y en la relación de una compañía con sus clientes o accionistas”, comenta María Campos, VP de Cytomic, unit of Panda. “Por todo ello, no es suficiente con una actitud pasiva; es necesario ir más allá y contar con un plan y estrategia proactivos que permitan detectar, remediar y recuperarse de los incidentes.

 

Estrategia Zero Trust para garantizar la ciberseguridad

Para hacer frente a las amenazas, especialmente a las más avanzadas como pueden ser los ataques sin malware, las cadenas de suministro deben renovar sus estrategias de seguridad y cuestionarse quién se conecta a la infraestructura y a la red, por qué puede acceder, desde cuándo, de qué modo y qué información puede ver. Esto solo se consigue utilizando técnicas de detección y políticas Zero Trust o de “confianza cero”.

Monitorizar toda la actividad, exponer cualquier movimiento sospechoso o centrarse en la información a la que van dirigidos los ataques antes incluso de que ocurran forma parte de la anticipación y del empleo de inteligencia necesarios para hacer frente a los nuevos modus operandi que utilizan los hackers. Con modelos Zero Trust, que recurren a tecnologías como la autenticación multifactorial, IAM, orquestación, análisis, cifrado, puntuación o permisos del sistema de archivos, se establece un marco para minimizar los riesgos y se analiza de forma continuada cada punto de la infraestructura de la cadena de suministro para autenticar dispositivos, redes y conexiones, y tener una visibilidad completa de los accesos y acciones que se llevan a cabo.

“En Cytomic contamos con nuestro servicio Zero-Trust Application, que analiza 300.000 aplicaciones nuevas al día y las clasifica en menos de 4 horas a través de un modelo de seguridad ‘deny-all’ desatendido, sin alertas ni delegación, y sin penalizar la operativa de la organización. Con ello, las aplicaciones maliciosas dejan de ser un vector de ataque exitoso para los adversarios, puesto que el servicio rompe definitivamente con la cadena del ataque tras la inspección y clasificación pertinente”, explica la responsable de Cytomic. “De esta manera, se deniega la ejecución de toda aplicación que no haya sido anteriormente verificada y certificada por el servicio; incluso si ya se ha procedido a la verificación, su actividad es estrechamente vigilada para identificar comportamientos maliciosos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba