Seguro cibernético de daños propios frente a seguro cibernético de responsabilidad civil: ¿Cuál es la diferencia?

A menudo no se trata de preguntarse si su negocio sufrirá una vulneración de datos, sino más bien de cuándo ocurrirá. Los hackers siempre buscan nuevas formas de aprovecharse de las debilidades de las redes o de engañar a los empleados para que caigan en sus trampas. Y si su negocio utiliza sistemas informáticos o gestiona datos confidenciales de forma regular, su situación es de riesgo.

Tener la cobertura de seguro adecuada que le ayude en caso de sufrir un ciberataque puede ahorrar a su empresa costosas demandas y daños a su reputación. Sin embargo, puede resultar complicado elegir la cobertura de seguro más adecuada. Las aseguradoras suelen ofrecer dos tipos de seguro cibernético: seguro de daños propios y seguro de responsabilidad civil. Ambos seguros ofrecen diferentes tipos y niveles de cobertura; ¿cuál es la cobertura que más le conviene?

En este artículo analizaremos la importancia del seguro cibernético, la diferencia entre el seguro de daños propios y el de responsabilidad civil, y cómo elegir la póliza de seguro más adecuada. Veámoslo con más detalle.

¿Por qué necesitan las empresas un seguro cibernético?

Proteger su negocio con una póliza de seguro cibernético robusta puede ahorrar tiempo, dinero, daños a la reputación y mucho más. He aquí tres motivos por los que su empresa necesita un seguro cibernético:

Las vulneraciones de datos son caras

El coste de una vulneración de la ciberseguridad puede suponer desde unos pocos cientos de dólares hasta varios millones de dólares. Según un estudio reciente realizado por IBM, el coste medio total de una vulneración de datos es de 4,24 millones de dólares, el más alto jamás registrado. Se prevé que los costes aumenten aún más a medida que la tendencia del trabajo remoto siga consolidándose en el futuro. Saber gestionar correctamente la posibilidad o el impacto de una vulneración de la ciberseguridad ahorrará a su empresa grandes cantidades de dinero.

Los riesgos de un ciberataque afectan a todo tipo de empresas

No importa si se trata de un pequeño negocio o de una gran empresa: los cibercriminales siempre encontrarán un motivo para infiltrarse en la red de su compañía. De hecho, en el 49 % de las ocasiones, los principales objetivos de los ciberataques son empresas con menos de 50 millones de dólares de ingresos anuales; además, las empresas con menos de 2000 millones de dólares de ingresos representan el 85 % de las reclamaciones de seguros. A menudo las víctimas de estos ataques son pequeñas empresas debido a su falta de protección en materia de ciberseguridad y a las numerosas vulnerabilidades existentes en sus redes. No obstante, empresas de todos los sectores y tamaños están expuestas.

Los cibercriminales buscan todo tipo de datos

Los cibercriminales buscan hacerse con todo tipo de datos, especialmente  información personal; ya sean números de la seguridad social, fechas de nacimiento, números de tarjetas de crédito, información de cuentas bancarias o incluso direcciones. El objetivo principal de un cibercriminal es obtener acceso a información confidencial de la forma más sencilla y rápida posible. Los cibercriminales harán todo lo posible para conseguir datos; si, además, su red incluye docenas o incluso cientos de fuentes de datos personales, supondrá un mayor estímulo para que los hackers quieran infiltrarse en la red de su empresa.

La diferencia entre seguro cibernético de daños propios y de responsabilidad civil

Un seguro de daños propios le ayuda a responder a las vulneraciones de datos en la red y los sistemas de su propia organización, mientras que un seguro de responsabilidad civil le ayuda a hacer frente a cualquier demanda derivada de vulneraciones de datos de las redes o sistemas de clientes o colaboradores. Si bien Ambos tipos de pólizas le ayudan en el caso de una vulneración de datos, difieren en cuanto a la respuesta y el nivel de cobertura que ofrecen.

El seguro cibernético de daños propios le cubre a usted, el asegurado. La mayoría de los seguros de daños propios tienen las siguientes coberturas:

  • Destrucción de datos, tanto de forma malintencionada como accidental
  • La recuperación de una red tras un ataque de malware
  • Desastres naturales y otros accidentes que provoquen una pérdida de datos
  • Restitución de la reputación de la empresa tras una vulneración de datos
  • Reembolso de la pérdida de ingresos
  • Pago del rescate a cibercriminales

Los seguros de responsabilidad civil se refieren a los clientes, los socios corporativos y los distribuidores de una empresa y es la cobertura para aquellas empresas que son responsables de la seguridad online de otros. La mayoría de los seguros de responsabilidad civil tienen las siguientes coberturas:

  • Los gastos legales (honorarios de abogados, costes judiciales o daños y perjuicios) en caso de que un tercero demande a su empresa debido a una vulneración de datos
  • Restitución de la reputación de la empresa
  • El establecimiento de acuerdos entre su empresa y el cliente si el conflicto se resuelve fuera de los tribunales
  • Sentencias si se le considera responsable de la vulneración

Cómo elegir la póliza de seguro cibernético más adecuada

Las empresas se enfrentan constantemente a obstáculos a la hora de elegir la póliza de seguro cibernético más adecuada. Existen desafíos como la falta de una normalización de pólizas, la poca fiabilidad de algunas aseguradoras y la incoherencia de las estructuras de precios y coberturas. Por este motivo hemos trazado un plan de cuatro pasos que le ayudará a elegir la póliza de seguro cibernético más adecuada para su negocio.

Comprenda sus riesgos

Para identificar el alcance de la cobertura que puede necesitar, es importante entender el tipo de vulnerabilidades cibernéticas y riesgos a los que está expuesta su organización de forma habitual. Al reflexionar sobre ello, hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de datos almaceno normalmente? ¿Datos de ventas, información personal identificable (PII) o información de pagos? ¿Tienen estos datos la misma categoría de confidencialidad y requieren el mismo nivel de protección?
  • ¿Qué medidas de ciberseguridad tiene en marcha mi organización para evitar ciberataques?
  • ¿Qué normativas del sector debo cumplir?
  • ¿Qué posibilidades existen de que mi organización sufra un ataque real?
  • ¿A qué tipo de riesgos se han enfrentado empresas homólogas del sector?
  • ¿Cuál es mi confianza en el nivel de protección que han adoptado mis partners empresariales?
  • ¿Han sufrido mis partners, proveedores o clientes una vulneración de datos en el pasado?

Las respuestas a estas preguntas le ayudarán a tomar una decisión más informada y a descubrir los tipos de riesgos ante los que su negocio debe estar alerta.

Conozca el alcance de sus necesidades

Tras entender mejor sus riesgos, evalúe el tipo de tecnologías de las que depende y su grado de susceptibilidad frente a un ataque. Conocer las carencias de seguridad de su organización le ayudará a saber dónde y por qué necesita la cobertura de un seguro. A continuación se detallan algunas áreas que pueden necesitar cobertura:

  • Seguridad de la red informática
  • Pérdida o robo de dispositivos móviles o portátiles
  • Extorsión cibernética como el ransomware
  • Gestión de crisis y relaciones públicas
  • Pérdida de datos en sistemas de terceros

Compare los términos de las diferentes pólizas

Las compañías de seguros cibernéticos ofrecen distintas definiciones de pólizas, opciones de cobertura y términos y condiciones. Por ejemplo: lo que una aseguradora considera un incidente de seguridad puede no ser tal a ojos de otra, al igual que las coberturas frente a dichos incidentes que también pueden variar entre las distintas compañías de seguros. Al comparar distintas pólizas, hay que plantearse diversas cuestiones que deberían trasladarse a las aseguradoras que correspondan:

  • ¿Qué tipos de riesgos están cubiertos?
  • ¿Qué tipos de datos están asegurados? ¿Hay algún tipo concreto de vulneración de datos que no cubra la póliza?
  • ¿La póliza cubre interrupciones de la actividad empresarial como consecuencia de un ciberataque?
  • ¿La póliza cubre los costes derivados de accidentes, errores humanos, robos de identidad, amenazas internas, etc.?

Compruebe las reseñas y consulte con homólogos del sector

Busque reseñas de las distintas compañías de seguros cibernéticos para conocer las valoraciones que hacen los usuarios o incluso las empresas de su mismo sector. También es importante consultar los sitios web de las aseguradoras para ver el tipo de cliente al que suelen ofrecer sus servicios. A continuación se exponen varias preguntas que puede hacerse a medida que investiga:

  • ¿La compañía de seguros tiene clientes en mi mismo sector de actividad?
  • ¿La compañía de seguros trabaja con empresas de mi tamaño?
  • Asesórese con empresas de su mismo sector para saber cuáles son las compañías de seguros cibernéticos más fiables y de mayor confianza, así como cuál ofrece la mejor cobertura.

Cómo puede ayudar SecurityScorecard

Los seguros cibernéticos son fundamentales para empresas de cualquier tamaño y de cualquier sector. Es momento de invertir en un seguro cibernético que pueda ayudarle a compensar los costosos gastos asociados con un ciberataque y a informar de forma inmediata a todos los interesados en caso de que se produzca un incidente.

Para reducir los costes innecesarios y asegurarse de obtener el mejor tipo de cobertura para sus necesidades, las organizaciones deben aprovechar el poder de las clasificaciones de seguridad para supervisar de forma efectiva las redes informáticas y entender los riesgos y las vulnerabilidades. De este modo, las aseguradoras pueden conocer mejor su organización y comprender sus necesidades para emitir una póliza de seguro cibernético adaptada a usted. Regístrese para obtener una cuenta gratuita hoy mismo.

Acerca de SecurityScorecard

Financiada por inversores reconocidos en todo el mundo, entre ellos Evolution Equity Partners, Silver Lake Partners, Sequoia Capital, GV, Riverwood Capital y otros, SecurityScorecard es un referente mundial en calificaciones de ciberseguridad con más de 12 millones de organizaciones en análisis continuo. Creada en 2013 por los expertos en seguridad y riesgos, Aleksandr Yampolskiy y Sam Kassoumeh, la tecnología exclusiva de calificación de SecurityScorecard se usa en más de 30 000 organizaciones para gestionar riesgos empresariales y de terceros, generar informes ejecutivos, procesos de diligencia debida, suscribir seguros cibernéticos y supervisar el cumplimiento de normativas. SecurityScorecard sigue haciendo del mundo un lugar más seguro transformando el modo en que las empresas entienden, mejoran y comunican los riesgos de ciberseguridad a sus consejos de administración, empleados y proveedores. Cada organización tiene el derecho universal de obtener su calificación instantánea SecurityScorecard  fiable y transparente. Para obtener más información, visite securityscorecard.com o póngase en contacto con nosotros a través de LinkedIn.

3 comentarios en “Seguro cibernético de daños propios frente a seguro cibernético de responsabilidad civil: ¿Cuál es la diferencia?”

  1. Pingback: Seguro cibernético de daños propios frente a seguro cibernético de responsabilidad civil: ¿Cuál es la diferencia? - Ciberseguridad Latinoamérica

  2. Pingback: Seguro cibernético de daños propios frente a seguro cibernético de responsabilidad civil: ¿Cuál es la diferencia? – FAROTIC

  3. Pingback: Seguro cibernético de daños propios frente a seguro cibernético de responsabilidad civil: ¿Cuál es la diferencia? ⋆ Bug Sentinel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba