Demanda en ciberseguridad, sector de pleno empleo

10 marzo, 2020
9 Compartido 2,823 Visualizaciones

La demanda de los profesionales en seguridad informática es elevada y la oferta escasea

El auge de la tecnología y la necesidad de estar cada vez más conectados está cambiando el entorno en el que nos movemos. El panorama digital actual ofrece muchas más facilidades que antes, consecuentemente estas facilidades llegan de la mano de más riesgos. Se calcula que las grandes corporaciones reciben entre 10.000 y 15.000 ciberataques al segundo.

Los ciberdelincuentes no dirigen sus ataques solo hacia los consumidores, sino que también tiene como objetivo a empresas, bancos, organizaciones concretas, como escuelas, hospitales o instituciones financieras. En ese contexto digital, surgen numerosos aparatos tecnológicos, a la vez que emerge el sector de la ciberseguridad. 

La demanda de profesionales en el sector de la seguridad cibernética lleva en aumento estos últimos años y sigue in crescendo. Esto es debido al incremento de ataques cibernéticos y la necesidad de las organizaciones para responder a ellos y contrarrestarlos. Se refleja en las ofertas de empleo que se publican a diario, solo superadas por los puestos relacionados con el análisis masivo de datos y el aprendizaje de las máquinas. Este tipo de trabajos, generados por las TIC, tienden a ser estables y suelen facilitar la movilidad entre compañías y sectores.

Un estudio que realizó LinkedIn en 2019 señala que, “la seguridad en las organizaciones se ha convertido en un elemento clave no solo para cumplir con los requerimientos legales y de compliance, sino para mantener una buena reputación en el mercado protegiendo datos privados, confidenciales y estratégicos”.

Asimismo, STEAM IMMUNE Technology Institute, hub de educación en tecnología y centro de generación de talento, publicó las tendencias en programación de cara a 2020, de las que destacó la Inteligencia Artificial, Data Science y la ciberseguridad para las empresas. En dicha publicación subrayó que,la ciberseguridad es la gran tendencia para los próximos años. Las empresas apostarán por contar con sistemas a prueba de ataques y con equipos capaces de reaccionar ante cualquier ataque”.

Desde años atrás, las organizaciones empezaron a entender la necesidad e importancia de estos profesionales, y por ello fueron ampliando las capacidades de financiación para la contratación de dicho personal y mejoras de sus habilidades. Pues en 2015 la inversión en la industria de la ciberseguridad cerró con un crecimiento del 4,7% respecto a 2014, y a lo largo de 2019 creció un 10,7%, y en cuanto al número de expertos aumento un 60,01%, respecto a 2018.

Las empresas buscan profesionales expertos en esta industria de confianza, con vocación, apasionados y comprometidos con la profesión, el factor estrella es la forma de actuar y de pensar del profesional. Además este sector requiere continuo reciclaje, investigación y extrema dedicación. Se requieren perfiles muy técnicos y con gran capacidad de actualización permanente, ya que es un sector expuesto a continuos cambios. Las habilidades más valoradas son el “hacking ético”, ingeniería de sistemas y tecnologías de ciberseguridad, analista forense informática, seguridad de la información, seguridad de redes o seguridad informática y gestión de riesgos. 

En esta situación, formarse en esta disciplina es sin lugar a dudas una salida profesional con plenas garantías de empleabilidad. Y es que la demanda crece y la oferta escasea. Otro dato interesante es la remuneración en este sector, el último año el sueldo de estos especialistas creció un 7%. Las opciones para los profesionales se encuentran en sectores tecnológicos y servicios de la información, consultoría, seguridad informática, defensa, telecomunicaciones, contabilidad, industria espacial y en el sector bancario.

Formación en ciberseguridad

En el sector de la educación también son conscientes del momento de auge en el que se encuentra la ciberseguridad en el mercado laboral, y han decidido aprovechar el momento.

Por ello, gran parte de las universidades vascas ya se encuentran inmersas en la formación de los futuros profesionales en ciberseguridad. El “Libro Blanco de la Ciberseguridad en Euskadi”, centro vasco de ciberseguridad, ya estimó en 2018 que el incremento de estos profesionales sería del 38%, y que las empresas vascas necesitarían 5.200 especialistas en seguridad informática. “Con estas perspectivas de futuro, cada vez son más las personas que se plantean la ciberseguridad como carrera profesional y buscan recursos formativos para especializarse en la materia”, explica Pablo García Bringas, vicedecano de Relaciones Externas de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, a noviasalcedo.es. Por ello, han preparado un programa de ciberseguridad en el que los alumnos adquirirán las capacidades y destrezas transversales para su labor como expertos en ciberseguridad.

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería (Comillas ICAI) no ha querido quedarse atrás. “Unas sólidas capacidades de ciberseguridad y Ciberdefensa son hoy en día esenciales no solo para la supervivencia de una nación, sino hasta del modelo de sociedad” , según contaba Enrique Cubeiro, Jefe del Estado Mayor del Mando Conjunto de Ciberdefensa, a defensa.com durante la presentación del nuevo Máster en Ciberseguridad de Comillas ICAI “el ciberespacio es el único ámbito en el que las organizaciones y empresas reciben ataques casi de forma rutinaria y que coloca el corazón de una nación en primera línea de combate”. El director del nuevo Máster, Javier Jarauta, añadía “nuestro objetivo es contribuir a formar a estos profesionales altamente cualificados que afronten a los diferentes desafíos de la ciberseguridad”

La Universidad rey Juan Carlos fue la primera universidad española en sacar un grado en esta área. “En España seguimos teniendo un enfoque tradicional. Estudiantes que se especializan en ciberseguridad al finalizar su carrera, sobre todo ingenieros informáticos y de telecomunicaciones”. Explica a “La Razón” María Beltran, coordinadora del grado de ingeniería de la ciberseguridad, añade que “nos hemos dado cuenta de que la ciberseguridad es una disciplina que tiene que estudiarse desde el primer año de carrera como sucede en Estados Unidos, Reino Unido, o Israel”.

Un gran hándicap es la brecha de género que existe hoy en día en un sector con gran demanda de profesionales y excelente proyección futura. Así lo exponía María Teresa Villalba, directora de máster en ciberseguridad desde hace 10 años en la Universidad Europea lidera el proyecto europeo Be@Cyberpro, centrado en fomentar las carreras de ciberseguridad entre jóvenes, un proyecto en el que participan también Hungría, Irlanda y Bulgaria, en La Razón. “Es una preocupación constante de gobiernos e industrias la falta de talento en esta área. Nos jugamos mucho. Por eso hay que fomentar desde la escuela la vocación por las ciencias y la ciberseguridad, sobre todo entre las niñas. Todavía existen muchos estereotipos y falta de información, las mujeres no se sienten identificadas con esta disciplina, lo identifican con la imagen del “cracker” malo y eso es algo que hay que corregir”. 

En definitiva…

La ciberseguridad es una elección acertada, porque tiene una empleabilidad del 100%. Contar con una formación en ciberseguridad representa una oportunidad de empleo prácticamente inigualable en el mercado laboral de hoy en día. La multitud de salidas profesionales y la necesidad cada vez mayor de las empresas de contar con profesionales expertos que sean capaces de proteger un activo tan importante como su información, convierte un máster en ciberseguridad en una de las opciones preferentes. 

Por otro lado, las compañías, independientemente de la industria a la que pertenezcan, son cada vez más conscientes de la importancia de la ciberseguridad en el desarrollo de sus funciones cotidianas. Uno de los puntos principales que las empresas observan como esenciales es la protección de los datos de sus clientes. El entorno industrial es cada vez más competitivo, y, en cierto sentido, existe una sensación de vulnerabilidad. Esto es debido a la escasez de expertos en ciberseguridad, además de la complejidad de los ataques a los que se ha tenido que hacer frente.

El avance tecnológico en campos como la Inteligencia Artificial, el internet de las cosas o el 5G, hace factible que se multiplique el número de conexiones por una mayor velocidad, obligando a que el sector de la ciberseguridad necesite profesionales formados, con conocimientos específicos y capaces de responder a necesidades que, actualmente, aún no existen. El resumen es evidente: más inversión en ciberseguridad, más demanda de empleo.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Te podría interesar

Symantec, Líder en el informe “Zero Trust” de Forrester
Actualidad
12 compartido874 visualizaciones
Actualidad
12 compartido874 visualizaciones

Symantec, Líder en el informe “Zero Trust” de Forrester

Vicente Ramírez - 3 diciembre, 2018

Symantec, compañía de ciberseguridad, anunció que ha sido clasificada como “Líder” en el informe “The Forrester Wave™: Zero Trust eXtended…

Tixeo lanza TixeoFusion y revoluciona el trabajo remoto de equipos
Actualidad
7 compartido695 visualizaciones
Actualidad
7 compartido695 visualizaciones

Tixeo lanza TixeoFusion y revoluciona el trabajo remoto de equipos

Alicia Burrueco - 14 noviembre, 2019

Tixeo ofrece un enfoque revolucionario de la videoconferencia tradicional, optimizando las interacciones entre los miembros del equipo que están reunidos…

Cinco consejos para tener una contraseña a prueba de ciberdelincuentes
Actualidad
8 compartido1,327 visualizaciones
Actualidad
8 compartido1,327 visualizaciones

Cinco consejos para tener una contraseña a prueba de ciberdelincuentes

Aina Pou Rodríguez - 12 mayo, 2020

La biometría permite reforzar o sustituir a una contraseña y también podemos seguir pautas y utilizar herramientas para que sea…

Deje un comentario

Su email no será publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.