121 Shares 1895 Views

Destaca la agilidad empresarial como la clave para la transformación digital

16 octubre, 2019
121 Compartido 1,895 Visualizaciones

 

El 91% de las empresas de software en el mundo han adoptado la metodología Agile, debido a los beneficios que reporta en términos de velocidad de ejecución, productividad y rentabilidad.

Las nuevas metodologías persiguen un enfoque de entrega de valor, centrado además en el cliente, recibiendo constantemente su feedback e incorporándolo al producto.

Vivimos en un entorno muy dinámico, donde las empresas deben reinventarse a través de la implementación de la tecnología digital para mejorar sus procesos y su desempeño. Para poder responder a todos estos cambios y para que las empresas puedan adaptarse necesitan evolucionar hacia un entorno agile. Según destaca Vector ITC, grupo tecnológico y digital español, la Agilidad Empresarial será fundamental para la transformación digital de las compañías, con el objetivo de mejorar su propuesta de valor actual y adaptarse más rápido a los cambios del entorno.

Como paso inicial para evolucionar la agilidad, las empresas deben adoptar primero una mentalidad “Agile”. Gracias a este enfoque, las áreas de negocio y desarrollo trabajan de forma conjunta, reduciendo la brecha que solía haber y que repercutía en el producto o solución. El 91% de las empresas de software en el mundo han adoptado ya este tipo de mentalidad, debido a los beneficios que reporta en términos de velocidad de ejecución, productividad y rentabilidad.  

Por su parte, la Agilidad Empresarial se define como la habilidad de una organización para reaccionar y responder, de una manera innovadora y creativa ante los cambios, con el fin de generar beneficios mediante la rápida adaptación de su sistema al entorno. Para que una empresa implemente e incremente su agilidad empresarial, es necesario analizarla a través de tres dimensiones: Strategic Agility, Tactical Agility y Cultural Agility.

  • Strategic Agility: esta dimensión está enfocada en qué es lo que la empresa debe hacer para responder al mercado con el producto correcto y de una forma rápida, buscando el balance perfecto entre la estrategia y la ejecución. Uno de los puntos fundamentales que la compañía debe tener en cuenta es entender al cliente a través de diferentes técnicas (Design Thinking, Empathy Maps, elaboración de Customer Journeys personalizados, etc.).
  • Tactical Agility: se centra en cómo la empresa se relaciona, interacciona y genera valor a través de la implementación de las iniciativas en la estrategia corporativa. La base de esta dimensión radica en la agilidad de equipos multidisciplinares para la creación de un producto o solución, medir cómo responde en el mercado y tener en cuenta la escala del proyecto con el objetivo de garantizar una entrega continua de valor con un alto nivel de madurez. 
  • Cultural Agility: hace referencia a la interiorización por parte de los miembros de la organización de los valores y principios que marcan la capacidad de adaptación de la empresa al entorno, lo que le permite obtener ventaja competitiva. Sin una cultura corporativa basada en la agilidad, es muy difícil que las otras dos dimensiones generen el valor esperado.

Uno de los principales beneficios asociados a la agilidad empresarial es que permite trabajar en ciclos cortos e incrementales, mejorando los tiempos de aprendizaje, lo que permite una entrega con mayor valor y con el objetivo de comprobar si el producto o solución implementado responde realmente a las demandas de los clientes. 

“En el dinámico mundo de los negocios, lo único constante es el cambio. La innovación ha dejado de ser un acto particular, una línea estratégica concreta, para convertirse en el fundamento mismo de la actividad empresarial. En este sentido, las jerarquías clásicas son un obstáculo para la adopción de la agilidad empresarial como metodología del futuro, que trasciende el sector tecnológico. De esta forma, los equipos altamente efectivos no surgen de forma espontánea, sino que se construyen”, señala David Alejano, Head of Digital Culture & Enterprise Agility Enabler en Vector ITC.

De cara al futuro, la cuarta revolución industrial consistirá en comprender el entorno dinámico como fundamento mismo del mercado. Las nuevas metodologías que las empresas persigan deben estar enfocadas en la entrega de valor, centradas en el cliente, siempre teniendo en cuenta constantemente su feedback e incorporándolo al producto o solución

 

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Te podría interesar

El vino en el mundo de las criptomonedas
Actualidad
3 compartido888 visualizaciones
Actualidad
3 compartido888 visualizaciones

El vino en el mundo de las criptomonedas

Redacción - 9 enero, 2020

Openvino es un proyecto revolucionario en el mundo vitivinícola que tiene como objetivo crear la primera bodega open-source y la…

Bulo en Facebook: El nuevo algoritmo no te mostrará un número limitado de amigos
Actualidad
53 compartido1,927 visualizaciones
Actualidad
53 compartido1,927 visualizaciones

Bulo en Facebook: El nuevo algoritmo no te mostrará un número limitado de amigos

José Luis - 16 febrero, 2018

¿Has notado algo distinto en tu muro de Facebook? ¿Te has preguntado si tiene un nuevo algoritmo? Crees que hay…

El hackeo de Vevo en YouTube: ¿Quién eliminó el vídeo de Luís Fonsi?
Actualidad
34 compartido2,225 visualizaciones
Actualidad
34 compartido2,225 visualizaciones

El hackeo de Vevo en YouTube: ¿Quién eliminó el vídeo de Luís Fonsi?

Vicente Ramírez - 12 abril, 2018

Esta semana, unos hackers han conseguido penetrar en las cuentas oficiales de Vevo de varios artistas, modificando imágenes, títulos y…

Deje un comentario

Su email no será publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.