La importancia de frenar un ciberbulo a tiempo

La popularidad de las redes sociales ha posibilitado que en cuestión de minutos un bulo haya barrido un país entero, y siempre, hay intereses y damnificados. 

No cabe duda de que redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o aplicaciones de mensajería instantáneas como WhatsApp han ayudado a que un bulo creado en el momento adecuado y de la manera adecuada se expanda rápidamente por toda la geografía del mapa mundi. 

Claros ejemplos los estamos viviendo en estos días en los que la desinformación y los ciberbulos corren como la pólvora en torno al coronavirus, también denominado científicamente como Covid-19. Y siendo sinceros, ¿quiénes de nosotros no hemos recibido algún enlace con una noticia relativa a este virus en algún grupo de WhatsApp? Pues mucho ojo porque muy probablemente lo que se cuente sea falso. 

Centrándonos en el caso de los ciberbulos en torno al coronavirus, la mayoría hacen referencia a la agresividad del virus, a teorías conspiratorias de que ha sido creado por gobiernos, de la peligrosidad de viajar a lugares donde aún ni siquiera ha habido casos del virus o de personas afectadas que no lo están. Debemos de reflexionar acerca de todo ello y fijarnos cómo nos afecta a nosotros mismos. Quizás sin darnos cuenta puede que tengamos pequeños gestos como, no sentarnos cerca de ciudadanos chinos, alejarse de una persona que simplemente ha tosido, dejar de viajar, dejar de comer en ciertos restaurantes asiáticos (que también han existido ciberbulos sobre ello)…en definitiva, si todos hacemos estos pequeños gestos debido a los bulos, se convierte en una gran “bofetada” para la sociedad en general. 

Por eso mismo, por que hay damnificados en los bulos, es necesario frenarlos a tiempo y no aportar nuestro granito de arena a la desinformación. 

¿Cómo detectar las fake news?

Las redes sociales como decimos son un hervidero de noticias falsas o ciberbulos y los responsables de las mismas constantemente alegan que están trabajando para frenarlos (sobre todo ante campañas electorales) pero la realidad es que su aportación no es suficiente y parece que seguiremos siendo víctimas de dichas noticias. 

Para intentar detectarlas, siempre que nos llegue un mensaje en WhatsApp a través de algún grupo haciendo referencia a una noticia concreta o bien si lo vemos en cualquier otra red social, atendamos a la coherencia del enlace, al medio en el que se publica (¿es un medio conocido y fiable), al texto y a la forma de expresión utilizada así como al periodista. Si la fiabilidad escasea en todos estos puntos, muy probablemente estemos ante una noticia falsa. 

Por ello y sin necesidad de hacer clic en el enlace para obtener más información por el momento, acudamos a cualquier motor de búsqueda en Internet y escribamos las palabras clave de dicha noticia que hemos visto. Si es cierto, deberá haber muchos más enlaces indexados en internet de  otros muchos medios de comunicación digitales y fiables. Sigamos leyendo el contenido en uno y otro y comparemos. Sin darnos cuenta hemos hecho un gran gesto al no creernos de primeras el mensaje y acudir a por más información y comparativas. Una vez teniendo claro que el mensaje es verdadero, decidiremos si compartir con nuestra comunidad o no. 

En caso de haber llegado a la conclusión de que sea una noticia falsa tenemos por delante dos opciones: No hacer nada y por tanto no compartir con nadie (ya estamos aportando mucho a la lucha contra la desinformación) o bien alegar en dicha red social o grupo de WhatsApp que esa noticia es falsa y no se debería de propagar. Es decir, concienciar al grupo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba