La UE condena los ciberataques sufridos por los países bálticos

El organismo europeo ha emitido un comunicado en el que afirman que tomaran “medidas adicionales cuando sea necesario para evitar y contrarrestar este tipo de comportamiento malicioso en el ciberespacio».

La guerra entre Rusia y Ucrania sigue muy presenten también en la red. Cinco meses después de su inicio se siguen dando ciberataques que preocupan mucho a las organizaciones internacionales. Además del conflicto entre Rusia y Ucrania, los ciberataques se están dando también en otros estados como represalias a las sanciones impuestas por la Unión Europea.

La Unión Europea ha condenado «firmemente» los ciberataques que en las últimas semanas han sufrido Estados miembros, como Lituania o como Noruega. «Condenamos firmemente esta conducta inaceptable en el ciberespacio y expresamos solidaridad con todos los países que han sido víctimas», declaró en un comunicado el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en nombre de los Veintisiete países que la conforman.

El mismo comunicado afirmaba que desde la UE “siguen decididos a abordar e investigar las actividades cibernéticas maliciosas que afectan a la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales, incluida la seguridad de la Unión Europea y sus Estados miembros, sus instituciones democráticas, ciudadanos, empresas y sociedad civil».

Esta declaración refiere exactamente a «los últimos ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) contra varios Estados miembros de la UE y socios reivindicados por grupos de hackers prorrusos», que son «otro ejemplo del panorama de ciberamenazas intensificado y tenso que han observado la UE y sus Estados miembros».

«La agresión militar no provocada e injustificada de Rusia contra Ucrania ha estado acompañada de un incremento significativo de actividades cibernéticas maliciosas, también por parte de un número sorprendente y preocupante de hackers y grupos de hackers que atacan indiscriminadamente entidades esenciales a nivel mundial», dijo Josep Borrel y también afirmó que estos ciberataques «crean riesgos inaceptables de generar efectos expansivos a otros ámbitos, interpretación errónea y posible escalada».

La Unión Europea resaltó también la importancia y la necesidad de que todos los miembros de las Naciones Unidas «se adhieran al Marco de la ONU de comportamiento estatal responsable en el ciberespacio para garantizar la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales». «Pedimos a todos los Estados que cumplan con sus obligaciones de diligencia debida y les instamos a tomar las medidas apropiadas contra las actividades cibernéticas maliciosas realizadas desde su territorio. Además, instamos a todos los actores relevantes a crear conciencia sobre las amenazas cibernéticas y a tomar medidas preventivas para proteger la infraestructura crítica«, añadió el exministro español.

El organismo europeo seguirá supervisando toda la situación de estos conflictos derivados de la guerra y en las declaraciones afirmaron que tomaran medidas adicionales cuando sea necesario para evitar y contrarrestar este tipo de comportamiento malicioso en el ciberespacio«.

El Ministerio de Defensa de Lituania denunciaba a finales de junio haber sufrido un ciberataque que dejó temporalmente inhabilitados numerosos sitios web gubernamentales. Igualmente, el grupo energético Ignitis, controlado por el Estado lituano, sufrió este mes un ciberataque de tipo denegación de servicio o DDOS que bloqueó el acceso a su página web y a varios servicios electrónicos. Los ataques fueron reivindicados por el grupo de hackers ruso Killnet.

Todos estos ataques se dieron días después de que Rusia amenazara con tomar represalias contra Lituania después de que este impusiera restricciones de transporte sobre ciertas mercancías al territorio ruso de Kaliningrado, como parte de las sanciones de la Unión Europea. Moscú calificó la medida como ilegal y además consideraron que violaba acuerdos internacionales.

Además, en estos últimos días han sido los sitios web de Albania los que han sufrido un ataque cibernético y han obligado a ser desactivadas. En este caso se desconoce aún la procedencia de los ataques, pero todo apunta a que es una represalia por el inicio de las negociaciones para la adhesión del país a la Unión Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba