La nueva ola de ciberataques en 2021 será de una velocidad y escala mayor a la de ningún otro año

El 2021 viene de la mano del surgimiento de los nuevos perímetros inteligentes, que van más allá de los usuarios y dispositivos conectados en remoto a la red. Como consecuencia nos encontraremos con nuevos vectores de ataque, y el impulso de los grupos de ataque para trabajar en conjunto y aumentar la velocidad de ataque a sus víctimas al 5G.

Para disminuir el número de ataques recibidos a empresas y particulares es necesario adelantarse a esta realidad que está llegando a pasos agigantados. todos los perímetros deben formar parte de una plataforma de arquitectura de seguridad más amplia, integrada y automatizada que funcione a través de la red central, los entornos multi-cloud, las delegaciones y los teletrabajadores.

Según afirma Finaria.it, se prevé un aumento del 21% en el mercado global de ciberseguros, y el alcance de 9.500 millones de dólares en 2021. Y en base al Informe de Hiscox Cyber Readiness 2019, durante los próximos tres años, se pronostica que esta cifra aumentará un 78% hasta llegar a los 13.900 millones. Para el 2025 el mercado de los ciberseguros alcanzará un valor de 20.400 millones de dólares.

El seguro cibernético cada año cobra más importancia en la vida de un negocio, para que un ciberataque no consiga paralizar la actividad de la empresa. De esta manera las empresas se ven protegidas contra los efectos devastadores de ransomware, malware, ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) o cualquier ciberataque con el objetivo de comprometer una red y datos confidenciales.

Las innovaciones en el rendimiento tecnológico será uno de los principales objetivos del cibercrimen, para poder abarcar nuevos territorios y nuevas formas de ataque, como por ejemplo:

  • Cryptomining avanzado: al comprometer los dispositivos que están en el perímetro para mejorar su capacidad de procesamiento, los ciberdelincuentes podrían procesar cantidades masivas de datos y aprender más sobre cómo y cuándo se utilizan estos dispositivos.
  • Propagación de los ataques desde «más allá de las nubes»: para comprometer las estaciones base de los satélites y luego difundir ese malware a través de las redes de satélites o infligir ataques DDoS para impedir comunicaciones vitales.
  • Amenaza de la computación cuántica: podría generar un nuevo riesgo cuando sea capaz de desafiar la eficacia del cifrado.

En definitiva, debido al aumento de los ciberataques y de las nuevas tecnologías de las que disponen los piratas informáticos, la demanda del ciberseguro seguirá aumentando exponencialmente, para mantener a salvo la seguridad cibernética de las organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba