Los ciberseguros: todo lo que necesitas saber

El seguro cibernético están siendo el producto estrella de este 2020, ¿pero sabemos todo lo que deberíamos saber?

La Covid-19 no ha sido motivo suficiente para los ciberdelincuentes para disminuir los ataques a nuevas víctimas. Más bien todo lo contrario, han aprovechado esta crisis sanitaria para hacer de los ciberataques un problema cada vez mayor. Por este motivo muchas de las organizaciones que ya han sido atacadas, o las que no quieren serlo recurren al ciberseguro como herramienta de protección.

Pero, ¿qué es el ciberseguro?, ¿cómo funciona?, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar una póliza u otra? No dejes de leer porque en este artículo te lo contamos todo.

¿Qué son los ciberseguros?

El seguro cibernético, o seguro de responsabilidad cibernética, es una póliza de seguro que ayuda  a proteger a la empresa que lo contrata a posteriori de las consecuencias de los ciberataques y las amenazas. Además, pueden ayudar a minimizar la interrupción del negocio durante un incidente cibernético y sus secuelas, así como cubrir potencialmente el costo financiero del ataque y su recuperación.

Es necesario saber que existen cuestiones de las que el ciberseguro no puede proteger, y la organización debe asegurarse de que comprende que está cubierto y que no antes de contratarlo. Sin embargo, la empresa no puede transferir toda la responsabilidad de la ciberseguridad al seguro cibernético, sino que esta también es responsable de su propia ciberseguridad.

¿Quién necesita los ciberseguros?

Toda empresa con, mínimo, un solo dispositivo conectado a la red, o que envíe o almacene datos electrónicos. Al igual que cualquier organización que dependa de la tecnología para realizar sus operaciones, que a día de hoy, es prácticamente cualquier negocio.

Los piratas informáticos buscan lucrarse en base al robo de los datos personales, colándose en la red de la organización, así como los datos de contacto de los clientes o empleados, la propiedad intelectual o los datos financieros confidenciales. Por otro lado, otro ataque común es el ransomware, con el cual buscan inutilizar la red.

Los tipos de ataque más reclamados actualmente son el ransomware, los ataques de fraude de transferencia de fondos y las estafas de compromiso de correo electrónico comercial.

¿Cuánto cuesta la póliza de un ciberseguro?

El coste del seguro cibernético depende del tipo de póliza que se desee contratar, esto depende de diferentes factores. El costo será mayor o menor dependiendo del tamaño de la empresa y los ingresos anuales, la industria en la que opere la empresa, el tipo de datos con los que trate, así como la seguridad general de la red.

Por ejemplo, si comparamos una organización con buena reputación por mantenerse segura, frente otra que se considera que tiene una ciberseguridad deficiente o que tiene un historial previo de ser víctima de ciberatques o de violación de datos, el coste de la primera será mucho menor que el de la segunda. Los sectores con un coste más alto son el de la salud y el de las finanzas, debido a la sensibilidad de los campos en los que trabajan.

¿Qué cubre el seguro cibernético?

Esta cuestión también depende de dos factores: el proveedor de pólizas y la cobertura contratada. Pero la base de del ciberseguro es cubrir  los costos inmediatos asociados con ser víctima de un ciberataque. Así como los costes de fallos de seguridad, como la recuperación de datos, el análisis forense del sistema, o los costes de defensa legal y reparación de los clientes.

Sin embargo, algunas compañías también cubren el rescate que piden los ciberdelincuentes a cambio de no publicar los datos robados. Aunque las autoridades del orden y la industria de la seguridad de la información recomiendan no pagar el rescate bajo ninguna circunstancia, porque es una forma de financiar a los malos, y nadie te asegura que no malversen los datos recogidos.

¿Qué no cubre el ciberseguro?

Hay algunos puntos que podrían ser importantes para las organizaciones que no suelen estar cubiertas por el seguro cibernético y es vital comprender que está y que no está cubierto antes de contratarlo, para poder administrar correctamente la protección de los activos.

Por ejemplo, el daño financiero causado por la pérdida de propiedad intelectual no está cubierto por el seguro cibernético ni tampoco los costos de reputación en los que se puede incurrir después de un ciberataque. Por ejemplo, una póliza de seguro cibernético no cubrirá el costo de perder clientes debido a la mala reputación que adquiere como resultado de un ciberataque.

¿Qué necesitas para solicitar una póliza de seguro cibernético?

El seguro cibernético no es una solución milagrosa para resolver los problemas de ciberseguridad, ni mucho menos. De hecho, para obtener una buena oferta de cobertura, la empresa deba demostrar que es responsable de la ciberseguridad en primer lugar. Las aseguradoras no querrán contratar a un cliente que parece casi seguro que será víctima de una violación de datos.

Las aseguradoras querrán saber qué ciberseguridad tiene la empresa al solicitar una póliza y se espera que mantenga detalles precisos sobre su ciberseguridad a medida que avanza el tiempo, ya que, en muchos casos, las pólizas se reevalúan cada 12 meses, por lo que incluso después de adquirir un seguro cibernético, las organizaciones aún deben asegurarse de mantener los procedimientos de ciberseguridad adecuados o se arriesgan a perder el seguro en el futuro.

En definitiva, una organización no puede simplemente decidir que ya no quiere invertir en ciberseguridad porque ahora tiene una póliza de ciberseguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba