¿Qué debe pedirle una empresa a su ciber seguro?

Alan Abreu, responsable de riesgos cibernéticos de Hiscox

4 febrero, 2019
37 Compartido 2,026 Visualizaciones

Las empresas españolas lideraban la previsión de inversión en ciberseguridad para ese año

A comienzos del año pasado Hiscox presentaba su estudio Cyber Readiness Report 2018, que analizaba en profundidad el nivel de ciberpreparación de grandes y pequeñas compañías de 5 países: Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Holanda y España.

Alan Abreu, Responsable de Riegos Cibernéticos de HISCOX

Alan Abreu, Responsable de Riegos Cibernéticos de HISCOX

El informe desprendía una tendencia general: las empresas españolas lideraban la previsión de inversión en ciberseguridad para ese año. Así, 6 de cada 10 (61%) confirmaba que aumentaría su inversión en ciberprotección, el 60% invertirá en nuevas tecnologías, 1 de cada 3 (33%) apostaría por la formación de sus empleados, y el 29% iba a contratar a expertos en ciberseguridad. Además, España era el país con mayor porcentaje de previsión de contratación de un seguro cibernético: 1 de cada 3 compañías entrevistadas tenía previsto realizar esta inversión para completar su estrategia de seguridad.

Preguntados por las razones que les impulsarían a realizar la contratación de un seguro, además de por poder disponer de una cobertura económica ante un ataque, el 35% de las compañías españolas que participaron en el estudio afirmaban que contratarían este tipo de pólizas por la experiencia de las aseguradoras en el ámbito.

2018 ha confirmado que la demanda de seguros de ciberriesgos es una realidad, pero hay un largo camino por recorrer hasta que las empresas, sobre todo las pymes, vean el riesgo cibernético al mismo nivel que el riesgo de que sus oficinas se inunden, o que un empleado se lesione en el trabajo.

Para aquellas compañías que apostaron por cubrirse ante estos nuevos riesgos que trae consigo la transformación digital del mercado, el comienzo de un nuevo año, y renovación de la póliza, es el momento para detenerse y reflexionar sobre si la cobertura contratada es la que mejor se adapta a sus necesidades. Y es que  más allá de cubrir los gastos económicos derivados por compensación a terceros o por sanciones administrativas, un seguro para riesgos cibernéticos debería:

Ser sencillo. Utilizar un lenguaje claro y comprensible, sin letra pequeña, debería ser obligatorio en todos los seguros, pero más si cabe en uno sobre riesgos cibernéticos, un ámbito a veces complicado de entender para muchas personas.

Ayudar en la identificación de riesgos. El trabajo previo a la suscripción, a partir de cuestionarios, informes y herramientas de diagnóstico, contribuirán a dar ese primer paso en la identificación de los riesgos, para así tomar las medidas que ayuden a mitigarlos.

Estar hecho a su medida. Que ofrezca las coberturas que realmente necesita y que además, se adapte específicamente a su empresa teniendo en cuenta variables como tamaño, personal, actividad, mercado internacional, etc.

Incluir un servicio de respuesta a incidentes. Un seguro que en caso de incidentes ponga a disposición de la empresa un equipo de profesionales especializados en ciberseguridad para contener, asesorar, coordinar y gestionar la respuesta al incidente que minimice el impacto en su negocio.

Contribuir en la gestión del riesgo de la compañía. A través de un programa de información, servicios de diagnóstico y/o monitorización, formación o  herramientas que ayude a la empresa y su equipo a prevenir errores y gestionar los riesgos, y se integre en la estrategia de seguridad de la compañía.

Que ofrezca capacidad de crecimiento. La era digital avanza a gran velocidad. Las soluciones tecnológicas y dispositivos conectados a la Red cada día tienen mayor presencia en el mundo empresarial. En paralelo a esta innovación aparecen también nuevos riesgos. Además, las empresas crecen, llegan a nuevos mercados o lanzan nuevas líneas de negocio. Es necesario que el seguro evolucione y ofrezca la posibilidad de ampliar sus coberturas de manera rápida y sencilla.

Las empresas españolas han comprendido que son vulnerables a sufrir incidentes cibernéticos tanto de origen interno como externo. Muchas ya desarrollan sus propias estrategias de ciberseguridad para estar preparadas ante el momento en el que se produzca el incidente. Ahora es el turno de las aseguradoras, que deben ofrecerles un producto y servicio integral que cubran todas sus necesidades.

Te podría interesar

Uno de cada tres consumidores no sabe cómo proteger su privacidad online
Soluciones Seguridad
24 compartido1,438 visualizaciones
Soluciones Seguridad
24 compartido1,438 visualizaciones

Uno de cada tres consumidores no sabe cómo proteger su privacidad online

Vicente Ramírez - 31 mayo, 2019

Mientras que la cantidad de datos personales que se comparten en internet sigue creciendo, un buen número de usuarios se…

Smart Human Capital ficha a Ángel Pablo Avilés
Actualidad
11 compartido1,740 visualizaciones
Actualidad
11 compartido1,740 visualizaciones

Smart Human Capital ficha a Ángel Pablo Avilés

José Luis - 6 agosto, 2018

Guardia Civil con 30 años de servicio, y experto en delitos telemáticos y ciberseguridad, es uno de los referentes españoles…

El Móvil y FIDO2 al rescate de las passwords
Cyber Expertos
19 compartido2,145 visualizaciones
Cyber Expertos
19 compartido2,145 visualizaciones

El Móvil y FIDO2 al rescate de las passwords

Mónica Gallego - 29 mayo, 2019

Uno de los efectos colaterales de la economía digital es la proliferación de cuentas a servicios accesibles a través de…

Deje un comentario

Su email no será publicado