La seguridad de mis tarjetas de débito y crédito

La seguridad de nuestras tarjetas bancarias es algo que nos preocupa bastante por motivos obvios, ya que de no contar con las medidas de protección necesarias un uso fraudulento puede ocasionarnos un considerable estropicio, ya padezcamos una sustracción a la vieja usanza o una suplantación por internet, resultando precisamente esta modalidad de amenaza un fenómeno en auge, dada la proliferación de ataques que utilizan técnicas de ingeniería social para hacerse con los datos del usuario y poder operar con su tarjeta de débito o crédito.

En este post vamos a exponer las medidas de seguridad que sería aconsejable que te proporcionase tu banco para evitar los riesgos inherentes a pérdidas, robos o intentos de phishing.

Medidas de seguridad que se requieren para proteger las tarjetas

Así, en primer lugar, al margen de un mecanismo rápido de bloqueo de la tarjeta en caso de que se produzca cualquier percance, la entidad bancaria debería ofrecer un seguro gratuito que cubra los hipotéticos gastos ocasionados por el uso indebido de un tercero, ya sea por pérdida de la tarjeta o por robo. Además, en algunos casos estas pólizas también pueden abarcar incluso atracos que puedan sufrirse mientras se está operando en el cajero.

Igualmente, han de proporcionarse las máximas garantías de protección para las compras por internet, dado el peligro potencial que puede tener que el usuario comparta datos críticos por esta vía, sobre todo si hace adquisiciones en plataformas que no sean lo suficientemente robustas en materia de seguridad.

De ahí, que sea fundamental que el banco ofrezca un servicio de autenticación de adquisiciones online, que comporte que el comprador acabe autorizando la transacción a través de la correspondiente aplicación de banca electrónica de la entidad, o si carece de la misma a través de vías como el SMS .

Las soluciones de protección más novedosas que existen a día de hoy

Asimismo, conviene contar contar con medidas como las que ofrecen las entidades bancarias más innovadoras, que permiten posibilidades como generar tarjetas virtuales a las que se le asignan límites de gasto preestablecidos, pudiéndose además operar con cualquier moneda, una opción muy interesante si se va a hacer un viaje a un país extracomunitario.

También, los bancos más concienciados con la protección de las tarjetas bancarias de sus clientes brindan opciones como la creación de modalidades prepago, con las que el riesgo se limita al saldo que pueda haber en la tarjeta, resultando además muy sencillo tanto crearlas como recargarlas.

Pero pese a las medidas de seguridad que pueda aportar el banco en lo relativo al uso fraudulento de tarjetas o la hipotética existencia de seguros que cubran estos incidentes, lo cierto es que siempre es recomendable la adopción de ciertas pautas de protección básicas por parte del titular de las tarjetas: no tener un pin fácilmente deducible, no comprar por internet en sitios que no sean de confianza, no dar claves o datos críticos por email o cualquier otro canal bajo ninguna circunstancia, etc.

Hay que tener en cuenta que ninguna medida de seguridad por muy rocosa que sea es capaz por sí mima de garantizar una protección total y duradera, por lo que hay que apostar por una combinación de varias así como por usar siempre el sentido común.

2 comentarios en “La seguridad de mis tarjetas de débito y crédito”

  1. Pingback: Roban tarjetas de crédito usando un servicio de vídeo en la nube – FAROTIC

  2. Pingback: Roban tarjetas de crédito usando un servicio de vídeo en la nube ⋆ Bug Sentinel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba