Los empleados como la principal ventana de la empresa para los ciberdelincuentes y cómo sellarla

No cabe duda de que la crisis sanitaria y el consecuente teletrabajo, ha supuesto también un importante reto en ciberseguridad para muchas empresas.

Muchas empresas han podido optar en plena crisis sanitaria por el teletrabajo, una situación que les ha pillado desprevenidas y poco preparadas para afrontar entre otras cosas, no solo el cambio de cultura y de rutina con la tecnología sino los retos en materia de ciberseguridad

Y es que, si antes de esta situación, los ciberdelincuentes aprovechan como principal ventana a la información de una empresa, los propios trabajadores, ahora esta misma técnica, les resultará mucho más fácil. Y es que el entorno de trabajo ha dejado de ser un entorno único, con medidas estandarizadas de seguridad (en algunos casos más que en otro) a dividirse en tantos entornos de trabajo como trabajadores tiene la empresa. Cada uno con sus características aunque muchos comparten las mismas medidas de seguridad. Pocas.

Es por ello por lo que hoy más que nunca, resulta necesario incidir en la concienciación en materia de ciberseguridad con nuestros empleados. Y es que, debemos de tener en cuenta que al final, el robo de información puede venir simplemente a través de un email, un enlace o un fichero adjunto que se descarga.

En otros casos, a través de la ingeniería social, el ciberdelincuente accede al entorno de un empleado base que maneja información corporativa pero poco sensible. El problema reside cuando desde ese primer empleado o empleado cero, el ciberdelincuente escala hasta llegar a un cargo superior que sí controle información más valiosa. 

Por tanto y como decíamos anteriormente, los empleados son la principal ventana a tu empresa para el ciberdelincuente y hoy esa ventana está más abierta que cerrada. Así pues, resulta fundamental hacer entender a nuestros empleados cómo se comportan los ciberdelincuentes, enseñarles ejemplos constantes de phishing, de ciberbulos, hacerles entender el valor de las copias de seguridad, de la necesidad de usar contraseñas robustas, de diferenciar el uso personal del profesional cuando se teletraba con dispositivos privados, hacerles entender cómo securizar su propia red WIFI, de hacer uso del doble factor de autenticación o de un uso responsable de las redes sociales. Muchas pequeñas acciones que se resumen en una gran palabra: CONCIENCIACIÓN. Una palabra que tendría el poder de sellar esta ventana pero una palabra cuyo trabajo debe de ser constante al igual que es constante y cambiante el trabajo del ciberdelincuente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba