¿Podría grabar Amazon Echo nuestras conversaciones?

Un altavoz de Amazon graba y envía por error una conversación privada entre una mujer y su marido y descubren un fallo en su seguridad.

A la guerra de los altavoces inteligentes acaba de comenzar y son varias las compañías como Amazon, Google o Apple ya intentan conquistar cada rincón de nuestros hogares para hacernos la vida algo más fácil.  Pero estamos hablando de dispositivos que pueden obtener información de todo lo que hablamos en nuestro entorno privado por lo que surgen muchas dudas al respecto de su privacidad.

Preguntas como por ejemplo ¿podremos hablar con tranquilad en casa de cualquier tema? ¿estaremos siendo escuchados / espiados? Cada vez más, la barrera que separa nuestra vida privada de nuestra vida pública se difumina con el avance del Internet Of Things.

Echo es uno de esos altavoces inteligentes con los que podemos interactuar para diferentes funcionalidades, como escuchar las noticias del día, saber el tiempo que hace, comprar, llamar a alguien…etc. Un altavoz que desde la propia compañía, Amazon, aseguran (para disipar cualquier tipo de duda),  que no se activan a no ser que pronunciemos el nombre de Alexa,  por lo que nuestra privacidad estaría asegurada ya que ni escuchar ni grabar conversaciones sin nuestra autorización previa.

Pero esta privacidad por parte de Amazon a través de sus dispositivos Echo, ha quedado comprometida después de que una usuaria de Portland, en Oregon, haya denunciado recientemente un fallo en el sistema de seguridad y haya pedido a Amazon que investigue dicha brecha de seguridad después de que su altavoz inteligente Echo, grabase una conversación privada que la usuaria mantenía con su marido, conversación que además de ser gravada fue enviada sin permiso a uno de sus contactos.

Según una entrevista emitida en un canal local de Portland, la usuaria que habría sufrido el fallo de Echo, contó haber recibido una llamada de uno de sus contactos, concretamente un empleado de su marido, pidiéndole que desconectara urgentemente el altavoz. Tras el mensaje del contacto, Danille, que así se llamaba la usuaria, se dio cuenta de que una conversación totalmente privada había sido grabada sin su consentimiento por Amazon Echo y había sido enviada.

Al principio Danielle y su marido pensaron que no se trataba de un fallo o brecha de seguridad del sistema de Echo, sino más bien de un hackeo puntual y concreto por lo que se pusieron en contacto directamente con la compañía y Amazon llevó a cabo una investigación que llegó a la conclusión de que no se trataba de un ataque informático por lo que por consiguiente habían descubierto un fallo. La propia compañía ya explico en el mismo canal de televisión donde se realizó la entrevista a Danielle. Las explicaciones alegaron que «Echo se activó después de escuchar una palabra que sonaba similar a Alexa y el dispositivo interpretó posteriormente la conversación como la petición de enviar un mensaje«.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba