Las primas de los Ciberseguros crecen en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las primas de los Ciberseguros crecen en España durante 2020 en un 35% respecto a 2019

La llegada de los ciberseguros ha propiciado que las empresas tengan a su disposición más herramientas con las que poder defenderse. La ciberdelincuencia y los ciberataques llevan años causando estragos a nivel mundial, aunque gracias al ciberseguro se ha podido paliar sus consecuencias en cierta medida. El ciberseguro ha venido para quedarse, incluso en España donde las empresas apuestan cada vez más por su contratación. Tanto es así que 2020 supuso un hito a la hora de hablar de primas Ciber. Según un estudio realizado por AON, el volumen de las primas de los Ciberseguros crecen en España hasta los 75 millones de euros. La cifra es un 35% mayor a la vista en 2019.

Además, el estudio realizado por AON (llamado Ciberseguridad y Gestión del Riesgo Ciber en España) revela que las primas de renovación han crecido entre un 25% y un 60%. Los datos, si bien aún presentan un margen de mejora evidente, son bastante positivos. El aumento de la ciberdelincuencia, ligado fuertemente a la pandemia de COVID-19, ha propiciado que las empresas tengan una concienciación mayor del riesgo. La transferencia de riesgos a terceros es cada vez mayor, sobre todo si hablamos de empresas que facturan más de 250 millones de euros. Según el estudio, estas empresas representaron el 68% de las contrataciones de Ciberseguros en España (44% en 2019). La nota discordante la pusieron las PYMES, pues la contratación bajo del 56% al 32%.

El mercado se endurece

Los ataques de tipo Ransomware fueron los grandes protagonistas durante la pandemia, cuyo número aumentó por culpa de la situación generada. La obligatoriedad de implantar el teletrabajo, así como la digitalización de cierto número de empresas, dio alas a los ciberdelincuentes. Según el estudio de AON, casi 70% de la siniestralidad estuvo relacionada con ataques ransomware, compromiso de datos personales e ingeniería social. Los datos de crecimiento de estas prácticas ilícitas son demoledores. Entre el periodo que comprende 2017 y 2020 han incrementado su número en un 200%. Debido a ello, el sector asegurador no espera que se reduzca la siniestralidad a corto plazo. Es más, se estima que el impacto económico de los ataque en 2021 supere los 20000 millones de dólares.

En relación a las novedades regulatorias, el estudio muestra un cambio de paradigma en ciberseguridad. La Unión Europea ha tomado cartas en el asunto y lo ha incluido en su agenda de forma prioritaria para estudiarlo en un futuro a corto plazo. Esto propiciará una gran inversión de fondos europeos y una intensa actividad regulatoria. En 2020, por ejemplo, se aprobaron medidas: Directiva sobre Resiliencia de Entidades Críticas (CER), el Reglamento de Resiliencia Digital Operativa (DORA) o la Directiva NIS 2. El problema de la ciberdelincuencia debe ser atajado lo antes posible, y para ello se necesita el esfuerzo de todos. No hablamos solo de empresas o aseguradoras, sino de organismos públicos nacionales también.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba