Consejos para una vuelta al cole segura por Akamai para así evitar que nuestros hijos sean víctimas de las malas artes de la ciberdelincuencia

La vuelta al colegio de la chavalería suele ser motivo de alegría para ellos. Vuelve a ver a sus amigos, aprenden para ser alguien el día de mañana, practican actividades… Pero en esta época que vivimos, la vuelta al colegio debe hacerse teniendo a la ciberseguridad por bandera. Cada día es más importante en nuestras vidas, y es algo que se debe inculcar lo antes posible. Más acuciante es si se tiene en cuenta que el sector educativo, por desgracia, se ha convertido en otro de los objetivos de la ciberdelincuencia. Este verano hemos sido testigos de varios ciberataques a la educación, algunos tan graves como el de Universidad Bar-Ilan de Israel o el de la Universidad Estatal de Nueva York. Por motivos como estos hay que extremar las precauciones, sobre todo cuando se trata de jóvenes con apenas conocimientos. Consejos para una vuelta al cole segura, por Akamai.

Akamai tiene una solución para ello, y viene en forma de consejos para todos: profesores, alumnos y, por supuesto, padres. A continuación os dejamos con tres puntos clave que se deben tener en cuenta para evitar problemas. El aumento de la ciberdelincuencia es una realidad innegable. Todos los días vemos casos de ciberataques a diferentes estamentos nacionales, empresas y otros sectores; algunos son leves y con apenas consecuencias, pero otros no. Por cosas así es necesario, se dedique uno a ello o no en el futuro, contar con los conocimientos necesarios para evitar que el cibercrimen afecte a los jóvenes.

Consejos para una vuelta al cole segura, por Akamai

Educar a los usuarios

Uno de los principales aspectos que hay que abordar es concienciar en materia de prevención en cuanto a seguridad informática, enseñando a profesores y alumnos cómo comportarse cuando están online. El primer paso es utilizar siempre contraseñas sólidas y diferentes para cada cuenta y dispositivo. Además, se recomiendo usar un gestor de contraseñas para llevar un control de las mismas y activando la autenticación multifactorial cuando esté disponible. Es importante enseñar a los usuarios a entrar sólo en enlaces de confianza y a iniciar sesión sólo en portales escolares oficiales. Hay que asegurarse que la URL se escribe correctamente y que no se comparte información confidencial online.

En el caso de los estudiantes más jóvenes, los padres también tienen un papel fundamental a la hora de verificar las comunicaciones que reciben de sus hijos. Para ello deben establecer controles parentales para configurar la privacidad y la seguridad de los dispositivos con el nivel de tolerancia adecuado. Los estudiantes mayores y el personal escolar deben invertir en formación periódica para asegurarse de que son conscientes de las nuevas amenazas a la seguridad a las que se enfrentan.

Proteger los dispositivos

Otro aspecto que no hay que subestimar es el de mantener actualizados los dispositivos y los programas instalados. Así los hackers no podrán aprovechar las vulnerabilidades de las versiones obsoletas de los sistemas operativos. Es esencial asegurarse de que el sistema operativo esté siempre actualizado a la última versión disponible. También es aconsejable instalar un antimalware y un cortafuegos para bloquear las conexiones no autorizadas; de este modo el malware no podrá conectarse y ex-filtrar o cifrar datos.

Adopte un enfoque de seguridad de Zero Trust

La seguridad debe ser capaz de adaptarse muy rápidamente a los cambios. El riesgo de que un usuario haga clic en un enlace malicioso nunca será nulo. Así pues es imprescindible contar con barreras inteligentes y automatizadas que puedan discriminar entre los destinos buenos y los de riesgo. Las instituciones deben proteger los datos y crear una red segura, en la que cada usuario esté siempre autentificado y autorizado antes de acceder a cualquier recurso individual; para ello usarán proveedores y plataformas de terceros de confianza. Además, la monitorización del sistema debe ser constante; eso identificará en una fase temprana cualquier anomalía en la actividad de los dispositivos/red.

Por lo tanto, las escuelas deberían adoptar un enfoque de seguridad de Zero Trust para proteger a los empleados y estudiantes dondequiera que estén y siempre que lo necesiten, con defensas eficaces de varias capas. Los sistemas críticos deberían estar protegidos por sistemas de autenticación multifactorial, evitando el envío de códigos a través de mecanismos fácilmente eludibles como e-mail y SMS. En resumen, la protección debe aplicarse en varios perímetros, como la navegación del usuario hacia el exterior, para protegerlo contra el malware, y la autenticación y autorización hacia los recursos internos, para evitar el acceso de usuarios no deseados. El camino hacia la digitalización de la escuela se ha emprendido, ahora es necesario prepararse para superar los obstáculos sin sufrir daños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email: *Nombre apellidos: *Empresa: Cargo: Sector:

 
Please don't insert text in the box below!

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba